• Respeto a la vida y dignidad humana.

CONTRASIDA considera la vida como un don sagrado de Dios y lo más valioso para cualquier ser humano, por lo que, desde sus acciones trabajará para la preservación, mantenimiento y cuidado de la misma, absteniéndose de hacer daño.  Asimismo, CONTRASIDA en toda acción e intención, en todo fin y en todo medio que realice tratará siempre a cada persona participante, voluntarios, voluntarias, personal de la organización, y a toda persona con quien se relacione - con el respeto que le corresponde por su dignidad y valor como persona.

 

  • Preferencia por los y las pobres

CONTRASIDA en el marco socioeconómico nacional, garantizará sus servicios preferencialmente a aquellas personas infectadas o afectadas por el VIH, con recursos económicos y materiales insuficientes que le impiden tener una vida digna, desde la visión del llamado de Jesús, hacia el servicio de los más necesitados y necesitadas; sin excluir otras poblaciones vulnerables.

 

  • Solidaridad

CONTRASIDA la interpreta y refleja bajo acciones coherentes de justicia, amor al prójimo, empatía, comprensión, compasión, sensibilidad ante el sufrimiento humano y la entrega en las acciones; todo ello con la finalidad de contribuir a la solución o mitigación de las carencias espirituales o materiales de las personas en relación al VIH-Sida; estando a su lado y caminando con ellas.  Asimismo, CONTRASIDA sensibiliza a cada persona involucrada a extender la mano a las personas con VIH o afectadas por el VIH-Sida.

 

  • Ética

CONTRASIDA garantizará que en todas sus acciones se apliquen criterios de integridad profesional, objetividad, responsabilidad en el trabajo, confidencialidad con usuarios y personal, cumplimiento de las disposiciones normativas sobre derechos humanos, incluyendo el respeto hacia participantes, compañeros y compañeras de trabajo, sobre todo, motivado por los valores Cristianos que profesa.

 

  • Equidad

CONTRASIDA velará por que los criterios de imparcialidad y justicia sean aplicados en el quehacer institucional en los servicios que provee con participantes, incluyendo la educación en género. En el interno de la organización la equidad se aplicará garantizando las justas retribuciones al personal de acuerdo con sus funciones, responsabilidades y esfuerzo.

 

  • Liderazgo

CONTRASIDA desarrollará acciones para inspirar y guiar, a partir de un modelo de trabajo centrado en la contención y control de la epidemia de VIH-Sida, desde los principios cristianos, considerando la creatividad, la expresión libre de ideas, las buenas relaciones humanas y un pensamiento estratégico renovado.

 

  • Efectividad

CONTRASIDA garantizará un alto nivel de capacidad administrativa y técnica para satisfacer las demandas planteadas por sus participantes y por sus agencias donantes, reflejando la capacidad de respuesta en términos de resultados e impacto afirmativos.

 

  • Calidad

CONTRASIDA velará porque sus participantes reciban los servicios bajo un concepto técnico y de trato humanizado, que incluye el mayor beneficio con el menor riesgo, la permanente cualificación de su personal y sus enfoques, y considerando como base de este principio la satisfacción de sus participantes.